Extintores CO2

Los extintores de CO2 o nieve carbónica están compuestos por dióxido de carbono, un gas que además de ser incoloro e inodoro, es incombustible, por lo que al contacto con otras sustancias no tiene ningún tipo de reacción química que pueda favorecer la propagación del fuego.

Estas propiedades convierten al extintor CO2 en la solución perfecta para la extinción de fuegos en aparatos eléctricos de baja tensión y fuegos de clase B; provocados por combustibles líquidos inflamables, gases y combustibles solidos licuables.

Agente Extintor: Dióxido de Carbono (CO2)

El CO2 es un agente extintor menos eficaz que el polvo químico, sin embargo, al tratarse de un gas limpio que no deja residuos, su uso resulta recomendable en incendios de equipos delicados, ya que no es corrosivo y la zona no necesitará limpieza.

Su efecto extintor consiste en el desplazamiento del oxígeno. Al descargar un extintor de CO2 se produce una nube blanca debido a las pequeñas partículas de hielo seco que se forman al liberar el dióxido de carbono contenido a muy alta presión, aunque su capacidad de enfriamiento es baja, logra crear una atmósfera sofocante que apaga el incendio porque su alta densidad le permite reemplazar el aire que rodea la llama.

Tipos de Fuego: B C

Imagen ExtintorCO2

 

Características:
  • No deja residuos
  • No posee olor
  • No contamina
  • No reacciona químicamente
  • Gas tóxico, mortal a altas concentraciones
  • No conduce electricidad
  • No corrosivo
  • Hecho en Chile
  • Certificación CESMEC

 

Consideraciones:
  • No usar en espacios pequeños y cerrados.
  • Evacuar antes de descargar el extintor ya que el CO2 puede causar asfixia y llegar a ser mortal en altas concentraciones.
  • No sujetar la manguera directamente por la boquilla, el contenido sale a muy baja temperatura y podría causar congelación. Debe sujetarse desde la empuñadura (final de la manguera).
  • Dirigir la boquilla directamente a la base del fuego para evitar propulsar material en llamas.
  • No utilizar en fuegos grandes o fuera de control.

Extintor dentro